Feeds:
Entradas
Comentarios

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 32-

ACERCA DEL FUTURO-parte 5-

 

  • EL SUEÑO DEL REY Y USTED

Esta profecía revela la mano de Dios dirigiendo el surgimiento y la caída de las naciones. Dios conoce el pasado y esta profecía bíblica nos muestra que también conoce el futuro.

Si Dios dirige los movimientos de las naciones con tal precisión, seguramente puede guiar la vida  de cada ser humano, Jesús prometió:

“Pues aún vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis…” (Mateo 10:30-31)

La fe, un don de Dios, es el remedio para nuestras angustias y temores.  La esperanza que Cristo nos inspira puede servir como una “segura y firme ancla” para nuestras almas (Hebreos 6:19).

Erasmo, erudito del siglo XVI, cuenta un incidente que ocurrió en uno de sus viajes por mar, que recordó el resto de su vida.  En medio de una tempestad, el barco en el que viajaba encalló.  Las violentas olas golpeaban la nave, que comenzó a romperse.

Hasta los curtidos marineros sentían temor.  Los pasajeros estaban histéricos.  La mayoría invocaba a su santo patrón, cantaban himnos o hacían promesas en alta voz.

Erasmo notó que una pasajera se comportaba en forma diferente, y escribió: “De todos nosotros, la única persona que permanecía serena era una joven madre que sostenía a un niño que alimentaba. 

No gritaba ni hacia promesas apresuradas al cielo.  Lo único que hacía era orar silenciosamente mientras apretaba al niño en su regazo.”

Erasmo comprendió que esta oración formaba parte de su vida regular. Parecía estar confiada en Dios.

Cuando el barco comenzó a hundirse, la joven madre fue colocada en una tabla, se le dio un palo como remo y fue lanzada a las olas.  Tenía que sostener a su pequeño con una mano y remar con la otra.

Pocos pensaron que sobreviviría al oleaje.  Pero su fe y su serenidad la salvaron.  Con su hijito fueron los primeros en llegar a la orilla.

La esperanza en Dios puede hacer la diferencia –aún cuando el mundo parezca derrumbarse a nuestro alrededor.  Estamos aquí porque la mano del Todopoderoso nos guía y nos mantiene a flote.

Si usted se allega a Cristo de todo corazón, El le dará una fe tal que lo guiará en medio de todas las tempestades de la vida. Descubra la paz sobrenatural que Jesús promete:

“La paz os dejo, mi paz os doy…No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27)

¿Tiene usted esta paz en su corazón? Si la tiene, agradezca a Jesús, su Salvador.  En caso contrario, ¿por qué no lo invita a entra en su vida hoy?

 

 

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 31-

ACERCA DEL FUTURO-parte 4-

 

  • NUESTROS DIAS EN LA PROFECÍA BIBLICA

¿Predijo Daniel que se harían esfuerzos para unir estas naciones bajo un solo gobernante?

“Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro”  (Daniel 2:43).

  • ANGLOSAJONES    (Inglaterra)
  • FRANCOS   (Francia)
  • ALAMANES (Alemania)
  • LOMBARDOS   (Italia)
  • OSTROGODOS    (Destruidos más tarde)
  • VISIGODOS   ( España)
  • BURGUNDIOS   (Suiza)
  • VANDALOS   (Norte de Africa, destruidos después)
  • SUEVOS   (Portugal)
  • HERULOS   (Desaparecieron siglos después)

Muchos han tratado de unir Europa, pero han fracasado.  Napoleón fue el que estuvo más cerca de lograrlo, pero probablemente pensando en esta profecía, cuando se retiraba vencido de la batalla de Waterloo, lamentándose dijo: “El Todopoderoso Dios es demasiado para mí”.

El káiser Guillermo II y Adolfo Hitler crearon los más poderosos ejércitos de su tiempo.  Pero fracasaron también en el intento de unir Europa. Todos los que han tratado de unir Europa no han podido anular la profecía de Daniel.

Dios es el que tiene el futuro en sus manos; todo está bajo su control.  Esto es suficiente para darnos esperanza, paz mental y confianza en su plan para nuestras vidas.

  • UN VISTAZO AL FUTURO

Solo una parte de la profecía de Daniel no se ha cumplido todavía. ¿Qué significa la piedra que golpeó la estatua en sus pies, la desmenuzó y se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra?   (Vers.34-35).

“Y EN LOS DIAS DE ESTOS REYES (las naciones modernas de Europa Occidental) EL DIOS DEL CIELO LEVANTARA UN REINO que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará  y consumirá a todos estos reinos, pero él PERMANECERA PARA SIEMPRE” (Daniel 2:44).

“ESTOS REYES” sólo puede referirse a los gobernantes simbolizados por los pies y los dedos de la estatua, a saber, los dirigentes de los países de la moderna Europa.  La conclusión es inevitable:

EN LOS DÍAS DE ESTOS REYES” apunta al tiempo en que estamos viviendo.  Jesús volverá muy pronto para establecer “un reino que…permanecerá para siempre”; un reino de paz y de felicidad.

Su reino –la piedra que desmenuzará al mundo-  ocupará toda la tierra. Cristo, la Roca de la eternidad y el Rey de Reyes gobernará para siempre.

El clímax de esta profecía de Daniel es la Segunda Venida de Cristo. Jesús, el Hijo de Dios, está a punto de poner fin a la historia humana y establecer su reino eterno de amor y de gracia.

  • EL SUEÑO DEL REY Y USTED

Continúa en parte 32

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 30-

ACERCA DEL FUTURO-parte 3-

 

  • LA INTERPRETACIÓN DE LA PROFECÍA

Después de decirle al sorprendido Nabucodonosor exactamente lo que había visto en su sueño, Daniel continuó:

“Este es el sueño; también la interpretación del el diremos en presencia del rey” (Daniel 2:36)

LA CABEZA DE ORO:

¿Qué poder mundial le dijo Daniel al rey que está representando la cabeza de oro?

“Tu, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; TU ERES AQUELLA CABEZA DE ORO” (vers. 37-38).

Con esas palabras, Daniel le estaba diciendo al rey del más brillante imperio mundial: “Nabucodonosor, tu sueño es un mensaje de Dios.  La cabeza de oro de la estatua representa tu reino”.

EL PECHO Y LOS BRAZOS DE PLATA:

Desde una perspectiva humana, el imperio babilónico parecía que duraría para siempre.  Pero, ¿cómo continuaba la profecía?

“Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo” (vers.39)

En cumplimiento de esta predicción divina, el reino de Nabucodonosor se derrumbó cuando Ciro, general persa, derrotó al Imperio Babilónico en el año 539 a.C. Y el Imperio Medo-Persa, representado por el pecho y los brazos de plata, se convirtió en el poder dominante.

EL VIENTRE Y LOS MUSLOS DE BRONCE:

¿Qué representa esta parte de la gran imagen de metal?

“Y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra” (vers.39)

El vientre y los muslos de bronce representan a Grecia.  Alejandro Magno derrotó a los persas en la batalla de Arbela, convirtiendo a Grecia en el tercer gran imperio mundial, que gobernó desde el año 331 hasta el 168 a.C.

LAS PIERNAS DE HIERRO:

“Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe toda las cosas, desmenuzará y quebrantará todo” (vers.40)

Después de la muerte de Alejandro, su imperio se debilitó y dividió, y en el año 168 a.C. Roma, el imperio de hierro derrotó a los griegos en la batalla de Pidna.

César Augusto gobernaba el Imperio Romano cuando Cristo nació (Lucas 2:1). Cristo y sus apóstoles vivieron en el período representado por las piernas de hierro.

Gibbon, historiador del siglo XVIII, sin duda tenía la profecía de Daniel en mente cuando escribió: “Las imágenes de oro, plata y bronce que podían servir para representar a las naciones y sus reyes, fueron sucesivamente quebradas por la férrea monarquía de Roma”.

¿Controla Dios el futuro? ¿Podemos confiar en sus planes? La respuesta es un ¡SI!

LOS PIES Y LOS DEDOS DE HIERRO MEZCLADO CON BARRO:

“Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, SERA UN REINO DIVIDIDO; más habrá en él algo de la fuerza de hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido… el reino será parte fuerte, y en parte frágil” (vers.41-42).

El profeta no predijo un quinto imperio sino la división de la férrea monarquía de Roma, que se dividió en diez reinos, simbolizados por los diez dedos de los pies de la imagen.

¿Sucedió realmente así? Efectivamente, en los siglos IV y V de la era cristiana, tribus bárbaras invadieron el decadente imperio romano desde el norte y, finalmente, diez de las tribus conquistaron la mayor parte del territorio occidental del imperio.

Como resultado, diez naciones se establecieron en Europa.  Los diez dedos representan las modernas naciones de la Europa de hoy.

  • NUESTROS DIAS EN LA PROFECÍA BIBLICA

Continúa en parte 31

 

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 29-

ACERCA DEL FUTURO-parte 2-

 

  • UNA ASOMBROSA PROFECÍA BIBLICA

Seis siglos antes del nacimiento de Cristo, Dios le dio al mundo una vislumbre del futuro por medio del profeta Daniel. Le presentó un bosquejo anticipado de la historia, desde ese tiempo hasta nuestros días.

La profecía comenzaba con un sueño que Dios le dio a Nabucodonosor, rey de Babilonia, hace unos 2.500 años. El sueño inquietó mucho al rey, pero cuando despertó no podía recordar nada.

Después que los sabios de Babilonia fracasaron en decir el sueño al rey y mucho menos interpretarlo, entró en escena Daniel, un joven hebreo cautivo, que declaró que el Dios del cielo podía revelar todos los misterios.

De pie, delante del rey, le dijo con seguridad:

“Tu, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen…que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible.

“La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus piernas, de hierro; sus pies en parte de hierro y en parte de barro cocido.

“Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.

“Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras de verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno.  Más LA PIEDRA QUE  HIRIO A LA IMAGEN fue hecha un gran monte que LLENO LA TIERRA” (Daniel 2:31-35).

A primera vista, parece que esta estatua no tiene nada que ver con la idea de hallar esperanza en nuestro tiempo.  Pero lo veremos más adelante.

  • LA INTERPRETACIÓN DE LA PROFECÍA

  Continúa en parte 30

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 28-

ACERCA DEL FUTURO-parte 1-

 

7-acerca del futuro-

 

Los doctores Patricia y David Mrazek han visto cosas muy deprimentes en su trabajo.  Como pediatras especializados han tenido que atender a muchos niños que sufren. 

Pero se han sorprendido al ver que algunos de sus pequeños  pacientes reaccionaban muy bien ante situaciones negativas, mientras que otros sucumbían.

Por ejemplo, ¿por qué  un niño al crecer sucumbe ante las drogas mientras otro del mismo nivel asiste al colegio? ¿Cómo explica que algunos que han sido abusados llegan a hacer lo mismo cuando son adultos, mientras otros se convierten en buenos padres?

Los doctores Mrazek hicieron una minuciosa encuesta para hallar respuestas a estas preguntas.

En su estudio apareció algo que se destacaba en los niños que superaban los traumas y desarrollaban vidas saludables.  ¿El secreto? Una visión básica de optimismo y esperanza en la vida.

La esperanza hizo la diferencia.  La esperanza, más que cualquier otra cosa, nos ayuda a superar los problemas que se amontonan sobre nosotros.

Los seres humanos necesitan desesperadamente una nueva esperanza. Pero es imposible hallarla a MENOS que la busquemos de acuerdo a la visión de las profecías bíblicas.

Esta guía DESCUBRA presenta una asombrosa profecía que ha llenado a innumerables personas con una vibrante esperanza.

Continúa en parte 29

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 27-

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 5-

 

 

PASO 2: RECIBA UNA NUEVA VIDA EN JESÚS

Tu parte para recibir una nueva vida en Jesús es creer que Jesús ya te ha salvado. Acepta el hecho de que El te ha perdonado y limpiado, y te ha dado una vida completamente nueva.

“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad (poder, autoridad, privilegio) de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12)

Usted, por ser hijo de Dios, tiene el “derecho” de recibir una vida nueva. Como dijimos antes, no la puede recibir por usted mismo; es un regalo de su Padre celestial. Esta promesa divina echa fuera de todas nuestras inseguridades y dudas.

¿Qué es lo que hace Dios para darnos una nueva vida?

“Jesús… le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3)

Jesús dice que el pecador arrepentido ha nacido a una vida nueva. Este cambio es un milagro exclusivo de Dios.  Su promesa es:

“Os daré un CORAZÓN NUEVO, y pondré ESPÍRITU NUEVO  dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne” (Ezequiel 36:26).

Jesús transforma nuestro corazón  -nuestros sentimientos y conducta- y vive “en” nosotros (Colosenses 1:27). Esta nueva vida no es meramente una idea hermosa y espiritual; es un hecho concreto y cierto.

El nuevo nacimiento es una resurrección de la muerte espiritual a una vida diametralmente distinta.

PASO 3: VIVA PARA JESUS CADA DÍA

La vida cristiana consiste en apartarnos del mal y unirnos a Jesús.  Crecemos en esta vida nueva fortaleciendo nuestra relación con El. Dios nos da cinco ayudas divinas para crecer en la fe:

ESTUDIO DE LA BIBLIA, ORACION, MEDITACION, COMPAÑÍA CON OTROS CRISTIANOS, Y COMPARTIENDO CON OTROS NUESTRA FE.

Vivir en Cristo no significa que nunca cometeremos errores, pero cuando tropecemos y caigamos, pediremos perdón y seguiremos adelante. 

Marchamos en dirección segura y sabemos que Cristo es una presencia viva en nuestros corazones.

  • EL GOZO DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Harold Hughes recibió muchos honores durante su brillante carrera en el Senado de los Estados Unidos, pero lo más significativo para él llegó poco después de su entrega a Cristo.

Mientras estudiaba su Biblia, una noche, sintió un toque en su codo.  Eran sus dos pequeñas hijas que estaban listas para irse a dormir. Las miró por un momento. Habían cambiado mucho y él no lo había notado debido a su devastadora batalla contra el alcohol.

Carol, la menor, dijo: “Papá, venimos a darte un beso de buenas noches”.  Los ojos del padre se nublaron. ¡Había pasado tanto tiempo desde la última vez que habían venido a recibir ese abrazo! ¡Papá estaba por fin de regreso en el hogar!

Jesús ofrece a cada uno una segunda oportunidad.  Toma los casos más desesperados y crea nuevas criaturas (Romanos 6:23).

El Salvador anhela que volvamos al hogar. ¿Ha aceptado usted su amorosa invitación? Recibir el perdón divino y la limpieza de nuestros pecados es tan sencillo y profundo como abrir sus brazos para el abrazo de un niño.

Si aún no ha confiado en Cristo como su Salvador personal, puede hacerlo ahora mismo con palabras como éstas:

“Padre, gracias por enviar a tu Hijo para morir por mí.  Jesús, perdona mis pecados; entra en vida y sálvame. Quiero que me des una segunda oportunidad. Deseo tener una relación diaria contigo. Gracias por este milagro dentro de mí. En el nombre de Jesús. Amén”

Este es un descubrimiento maravilloso: cuando nos allegamos a Jesús, El nos salva.

 

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 26-

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 4-

 

  • SOMOS SALVOS SI DAMOS TRES SIMPLES PASOS

PASO 1: PIDA A CRISTO QUE SE ENCARGUE DEL PECADO EN SU VIDA

¿Cuál es nuestra parte para lograrlo?

“ARREPENTIOS y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados” (Hechos 3:19)

¿Qué es lo que guía a una persona al arrepentimiento?

“Su benignidad (de Dios) te guía al arrepentimiento” (Romanos 2:4)

“Fuisteis contristados para arrepentimiento” (2 Corintios 7:9)

¿COMO PODEMOS RECIBIR DE CRISTO UNA NUEVA VIDA?

  1. Creyendo en El y recibiéndolo como Salvador y Señor.
  2. Estableciendo una relación con El (Dedicando tiempo para orar y leer la Biblia).
  3. Cristo obra a través de su Santo Espíritu para reemplazar nuestros malos hábitos por sus buenas cualidades.

El arrepentimiento es sencillamente sentir tristeza por nuestros pecados, apartarnos de ellos y dejar los malos hábitos, prácticas y actitudes. No es sentir temor al castigo, sino una respuesta a la bondad divina que movió a Jesús a morir en nuestro lugar.

¿Cuál es la parte de Dios para limpiar nuestra vieja vida de pecado? Tanto el arrepentimiento como el ser perdonados son regalos de Dios.

“A éste ha ensalzado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar…ARREPENTIMIENTO Y REMISION de pecados” (Hechos 5:31)

Y cuando nos arrepentimos, nuestro amante Salvador perdona nuestros pecados, los borra y los arroja a lo profundo del mar.

“Si CONFESAMOS nuestros pecados, EL ES FIEL y justo PARA PERDONAR  nuestros pecados y LIMPIARNOS DE TODA MALDAD” (1 Juan 1:9)

No hay pecado tan terrible que el Salvador que murió por nuestros pecados en la cruz del Calvario no pueda perdonar.  Solamente tenemos que pedir perdón.

Es solemne pensar que nuestros pecados ayudaron a clavar las manos y los pies de Cristo.  El anhela que aceptemos su regalo de perdón y reconciliación. A un joven que había abandonado su hogar le avisaron que su madre agonizaba. Se llenó de remordimiento y regresó al hogar.

Se arrodilló junto a su cama, y con lágrimas le pidió perdón. Acercándolo, la madre le susurró: “Hijo, hace mucho que te hubiera perdonado si me lo hubieras pedido”.

Si has huido de Dios o aún no has venido a El, medita en que Dios anhela intensamente darte la bienvenida al hogar. EL te ama y está ansioso por perdonarte.

Responde a esta amorosa invitación. Confiésale tus pecados.  Simplemente cree que El te perdona y El lo hará. Confía en El y en sus promesas.

PASO 2: RECIBA UNA NUEVA VIDA EN JESÚS

Continúa en parte 27