Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea cual sea la necesidad del momento, la respuesta, si nos tomamos el tiempo de buscarla ha de hallarse en las Sagradas Escrituras.’ Category

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 47-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 47-

VIDA ETERNA-parte 2-

Así también es la resurrección de los muertos.  Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción.  Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.  Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual.  Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.  (1 Corintios 15:42-44)

Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.  (Romanos 8:11)

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.  (Apocalipsis 21:4)

Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.  (Romanos 6:23)

Y después de deshecha esta mi piel, En mi carne he de ver a Dios; Al cual veré por mí mismo, Y mis ojos lo verán, y no otro, aunque mi corazón desfallece dentro de mí.  (Job 19:26, 27)

Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.  (Gálatas 6:8)

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.  (Daniel 12:2)

Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu roció es cual roció de hortalizas, y la tierra dará sus muertos.  (Isaías 26:19)

Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción.  (Salmo 16:10)

Pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.  (2 Timoteo 1:10)

Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.  (Juan 5:11)

Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo,  se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.  (2 Corintios 5:1)

En la casa de mi Padre muchas morada hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.  Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.  (Juan 14:2, 3)

Y ésta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.  Y ésta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.  (Juan 6:39, 40)

Más los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento.  Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.  (Lucas 20: 35, 36)

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.  (Juan 10:27, 28)

El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.  (Juan 6:54)

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 46-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 46-

VERGÜENZA

Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. (Romanos 10:11)

Entonces no sería yo avergonzado, Cuando atendiese a todos tus mandamientos.  (Salmo 119:6)

Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.  (Romanos 5:5)

Por lo cual asimismo padezco ésto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.  (2 Timoteo 1:12)

Como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado.  (Romanos 9:33)

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.  (2 Timoteo 2:15)

Sea mi corazón íntegro en tus estatutos, Para que no sea yo avergonzado.  (Salmo 119:80)

Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.  (1 Pedro 4:16)

VIDA ETERNA –parte 1-

De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.  (Juan 6:47)

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.  ¿Crees ésto?  (Juan 11:25, 26)

He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.  Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.  Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.  (1 Corintios 15:51-54)

Y ésta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.  (1 Juan 2:25)

Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.  (1 Corintios 15:21)

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.  (1 Juan 5:13)

No os maravilléis de ésto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida, más los que hicieron lo malo a resurrección de condenación.  (Juan 5:28, 29)

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonicenses 4:16)

Por ésto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos.  Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.  (Apocalipsis 7:15-17)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.  (Juan 3:16)

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 45-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 45-

TEMOR-parte 2-

Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti.  (Isaías 54:14)

Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!  (Romanos 8:15)

De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.  (Hebreos 13:6)

Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.  (Salmo 46:1)

Yo, yo soy vuestro consolador. ¿Quién eres tú para que tengas temor del hombre, que es mortal, y del hijo de hombre, que es como heno?  (Isaías 51:12)

El temor del hombre pondrá lazo; Más el que confía en Jehová será exaltado.  (Proverbios 29:25)

Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.  No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad Ni mortandad que en medio del día destruya.  (Salmo 91:4-6)

No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences,…  (Isaías 54:4)

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán.  Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.  (Isaías 43:2)

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.  (Juan 14:27)

Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.  Aderezarás mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite, mi copa esta rebosando.  (Salmo 23:4-5)

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado.  (Salmo 27:1,3)

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores  por medio de aquel que nos amó.  Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.  (Romanos 8:37-39)

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 44-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 44-

SOLEDAD

No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.  (Juan 14:18)

Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí…  (Isaías 58:9)

Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé…   (Isaías 43:4)

Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.  (2 Corintios 6:18)

He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.  (Génesis 28:15)

Y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.  (Colosenses 2:10)

Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí.  Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.  (Salmo 40:17)

TEMOR-parte 1-

Y les dijo; ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?  (Marcos 4:40)

No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.  (Lucas 12:32)

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.  (Isaías 41: 13)

Más el que me oyere, habitará confiadamente Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.  (Proverbios 1:33)

Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. (Mateo 10:28)

No tendrás temor de pavor repentino, Ni de la ruina de los impíos cuando viniere, Porque Jehová será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso.  (Proverbios 3:25, 26)

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.  (2 Timoteo 1:7)

Y en el día que Jehová te dé reposo de tu trabajo y de tu temor, y de la dura servidumbre en que te hicieron servir.  (Isaías 14:3)

Cuando te acuestes, no tendrás temor, Sino que te acostarás, y tu sueño será grato.  (Proverbios 3:24)

Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.  ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?  Más también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis.  (1 Pedro 3:12-14)

 

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 43-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 43-

SABIDURÍA

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.  (Santiago 1:5)

…y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas…  (Isaías 2:3)

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.  (Salmo 32:8)

Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo…  (Eclesiastés 2:26)

Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aún en las noches me enseña mi conciencia.  (Salmo 16:7)

Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios. Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente.  (Proverbios 2:5-7)

Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo.  Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.  (1 Juan 5:20)

Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.  (2 Corintios 4:6)

Los hombres malos no entienden el juicio; Más los que buscan a Jehová entienden todas las cosas.  (Proverbios 28:5)

He aquí, tu amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría. (Salmo 51:6)

SALVACIÓN

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?  Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.  Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.  No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.  (Juan 3:3-7)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.  (2 Corintios 5:17)

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.  (2 Corintios 5:21)

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.  (Efesios 2:1)

Porque ésto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.  (1 Timoteo 2:3, 4)

Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis, y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.  Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los del todo el mundo.  (1 Juan 2:1, 2)

Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncision de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados.  (Colosenses 2:13)

Palabra fiel es ésta, y digna de ser recibida por todos.  Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.  (1 Timoteo 4: 9, 10)

Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.  (Romanos 5:15)

Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador.  (Tito 3:4-6)

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.  (Juan 1:12, 13)

 

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 42-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 42-

PRISIONEROS

Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos.  (Isaías 49:25)

Aún cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará.  (Deuteronomio 30:4)

Porque Jehová oye a los menesterosos, Y no menosprecia a sus prisioneros.  (Salmo 69:33)

Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, Y rompió sus prisiones.  (Salmo 107:14)

Que hace justicia a los agraviados, Que da pan a los hambrientos.  Jehová liberta a los cautivos.  (Salmo 146:7)

Dios hace habitar en familia a los desamparados; Saca a los cautivos a prosperidad; Más los rebeldes habitan en tierra seca.  (Salmo 68:6)

PROTECCION DE DIOS

Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado.  (Proverbios 18:10)

De la destrucción y del hambre te reirás, Y no temerás de las fieras del campo.  (Job 5:22)

Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás alrededor, y dormirás seguro.  Te acostarás, y no habrá quien te espante…  (Job 11: 18, 19)

Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.  Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.  (Salmo 121:7, 8)

Cuando te acuestes, no tendrás temor, Sino que te acostarás, y tu sueño será grato. (Proverbios 3:24)

¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?  (1 Pedro 3:13)

…El amado de Jehová habitará confiado cerca de él; Lo cubrirá siempre, Y entre sus hombros morará.  (Deuteronomio 33:12)

No tendrá temor de malas noticias; Su corazón está firme, confiado en Jehová.  (Salmo 112:7)

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación; No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.  (Salmo 91:9, 10)

Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán.  Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.  (Isaías 43:1, 2)

No serán más por despojo de las naciones, ni las fieras de la tierra las devorarán; sino que habitarán con seguridad, y no habrá quien las espante.  (Ezequiel 34:28)

Más el que me oyere, habitará confiadamente Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.  (Proverbios 1:33)

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?  Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?  (Salmo 27:1)

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.  (Salmo 4:8)

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 41-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 41-

PEREZA-parte 2-

Pase junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, Ortigas habían cubierto su faz, Y su cerca de piedra estaba ya destruida, Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo. Un poco de sueño, cabeceando otro poco para dormir; Así vendrá como caminante tu necesidad, Y tu pobreza como hombre armado.  (Proverbios 24:30-34)

No ames el sueño, para que no te empobrezcas; Abre tus ojos, y te saciarás de pan.  (Proverbios 20:13)

El camino del perezoso es como seto de espinos; Más la vereda de los rectos, como una calzada.  (Proverbios 15:19)

Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Más todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.  (Proverbios 21:5)

La mano de los diligentes señoreará; Más la negligencia será tributaria.  (Proverbios 12:24)

El que labra su tierra se saciará de pan; Más el que sigue a los vagabundos es falto de entendimiento. (Proverbios 12:11)

Se diligente en conocer el estado de tus ovejas, Y mira con cuidado tus rebaños.  (Proverbios 27:23)

Y abundancia de leche de las cabras para tu mantenimiento, para mantenimiento de tu casa, Y para sustento de tus criadas.  (Proverbios 27:27)

He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque ésta es su parte.  Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ella, y tome su parte, y goce de su trabajo, ésto es don de Dios.  (Eclesiastés 5: 18, 19)

POBREZA

Porque él librará al menesteroso que clamare, Y al afligido que no tuviere quien lo socorra.  Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso.  Y salvará la vida de los pobres.  (Salmo 72:12, 13)

Porque Jehová oye a los menesterosos, Y no menosprecia a sus prisioneros.  (Salmo 69:33)

Levanta de la miseria al pobre, Y hace multiplicar las familias como rebaños de ovejas.  (Salmo 107:41)

Cantad a Jehová, load a Jehová; porque ha librado el alma del pobre de mano de los malignos.  (Jeremías 20:13)

Habrá considerado la oración de los desvalidos, Y no habrá desechado el ruego de ellos. (Salmo 102:17)

El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del muladar.  (Salmo 113:7)

…Por tu bondad, oh Dios, has provisto al pobre.   (Salmo 68:10)

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 40-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 40-

PERDÓN

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.  (Mateo 5:44, 45)

Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.  Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas. (Marcos 11:25, 26)

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial.  (Mateo 6:14)

Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber… (Romanos 12:20)

Amad, pues, a vuestro enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.  Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. No juzguéis, y nos seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados, perdonad, y seréis perdonados.  (Lucas 6:35-37)

No digas: Yo me vengaré; Espera a Jehová, y él te salvará.  (Proverbios 20:22)

PEREZA-parte 1-

Y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada.  (1 Tesalonicenses 4:11, 12)

En lo que requiere diligencia, no perezosos; ferviente en espíritu, sirviendo al Señor.  (Romanos 12:11)

El que labra su tierra se saciará de pan; Más el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.  (Proverbios 28:19)

La ley del sabio es manantial de vida Para apartarse de los lazos de la muerte.  (Proverbios 13:14)

La mano negligente empobrece; Más la mano de los diligentes enriquece. El que recoge en el verano es hombre entendido; El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.  (Proverbios 10: 4, 5)

Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos ésto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.  A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.  (2 Tesalonicenses 3:10-12)

En el barbecho de los pobres hay mucho pan; Más se pierde por falta de juicio.  (Proverbios 13:23)

El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero. (2 Timoteo 2:6)

El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.  (Efesios 4:28)

 

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 39-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 39-

PECADOS SEXUALES

…Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo.  (1 Corintios 6:13)

Huid de la fornicación.  Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca.  ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.  (1 Corintios 6:18-20)

En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer.  (1 Corintios 7:1)

Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.  (1 Corintios 7:8, 9)

Pero el que está firme en su corazón, sin tener necesidad, sino que es dueño de su propia voluntad, y ha resuelto en su corazón guardar a su hija virgen, bien hace.  (1 Corintios 7:37)

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de los que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1 Corintios 10:13)

Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación, que os apartéis de fornicación.  (1 Tesalonicenses 4:3)

Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.  (Hebreos 13:4)

¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. (1 Corintios 6:15)

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.  (Proverbios 31:10)

Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio.  (2 Pedro 2:9)

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.   (Santiago 1:12)

Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados. (Hebreos 2:18)

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.  (Hebreos 4:15, 16)

 

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando –la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 38-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 38-

LIBERTAD DEL PECADO

Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.  Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.  (Ezequiel 36: 25, 26)

De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeron, recibirán perdón de pecados por su nombre.  (Hechos 10:43)

Sabiendo ésto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que  no sirvamos más al pecado.  Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.  (Romanos: 6:6, 7)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.  (2 Corintios 5:17)

¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?  En ninguna manera.  Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?  (Romanos 6:1, 2)

Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.  (Romanos 6:11)

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia. (Romanos 6:14)

REDENCIÓN DEL PECADO

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.  (Mateo 1:21)

Sabed, pues, ésto, varones hermanos; que por medio de él se os anuncia perdón de pecados.  (Hechos 13:38)

…y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.  Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. (1 Juan 2:1, 2)

Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.  (1 Juan 3:5)

Quien llevó el mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.  (1 Pedro 2:24)

Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. (1 Timoteo 1:15)

Más el herido fue por nuestras rebeliones molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino, más Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.  (Isaías 53: 5, 6)

El siguiente día vio Juan a Jesús, que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.  (Juan 1:29)

En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia. (Efesios 1:7)

El cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre.  (Gálatas 1:4)

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.  (Hebreos 9:28)

Porque ésto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.  (Mateo 26:28)

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.