Feeds:
Entradas
Comentarios

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA-EL BAUTISMO-¿Vale la pena bautizarse?¿Es cierto que Dios requiere el bautismo?La salvación,¿depende si somos o no bautizados?-primera parte-.

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD- CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA–parte 2-

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. No debería permitírsele a nadie que controlara la mente de otra persona. La cura mental es uno de los más grandes engaños que puede practicarse con alguien.       parte 2-

LA MENTE QUE SE SOMETE A OTRA QUEDARA DAÑADA PARA SIEMPRE: No debería permitírsele a nadie que controlara la mente de otra persona, con la idea de que eso le proporcionará un gran beneficio. La cura mental es uno de los más grandes engaños que puede practicarse con alguien. Se puede sentir un alivio temporal, pero la mente de la persona dominada nunca más será tan fuerte ni tan digna de confianza. Podemos ser tan débiles como la mujer que tocó el borde del manto de Jesús; pero si aprovechamos la oportunidad que Dios nos ha dado de acudir a El con fe, responderá tan rápidamente como lo hizo cuando se produjo ese toque de fe. No es la voluntad de Dios que un ser humano someta su mente a la de otro. Cristo resucitado, que está sentado ahora en el trono a la diestra del Padre, es el poderoso sanador. Miren a El para recibir poder curativo. Solo por medio de El pueden los pecadores acudir a Dios así como están. Jamás podrán lograrlo por medio de la mente de otro hombre. El ser humano jamás debe interponerse entre los agentes celestiales y los que sufren.

MIREMOS A DIOS, NO A LOS HOMBRES: Podemos ocuparnos en algo mejor que en dominar la humanidad por la humanidad. El que creó la mente del hombre sabe lo que esta mente necesita. Dios es el único que puede sanar. Aquéllos cuyas mentes y cuerpos están enfermos han de ver en Cristo al restaurador. “Porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Juan 14:19). Esta es la vida que debemos ofrecer a los enfermos, diciéndoles que si creen en Cristo como el restaurador, si cooperan con El, obedeciendo las leyes de la salud y procurando perfeccionar la santidad en el temor de El, les impartirá su vida. Al presentarles así a Cristo, les comunicamos un poder, una fuerza valiosa procedente de lo alto. Esta es la verdadera ciencia de curar el cuerpo y el alma.

FUERZA Y DETERMINACION EN CONTRAPOSICION CON UNA MENTE DOMINADA: La disciplina de un ser humano que ha llegado a la edad del desarrollo de la inteligencia debería ser distinta de la que se aplica para domar a un animal. A éste solo se le enseña sumisión a su amo. Para él, el amo es mente, criterio y voluntad. Este método, empleado a veces en la educación de los niños, hace de ellos solo autómatas. La mente, la voluntad y la conciencia están bajo el dominio de otro.

No es el propósito de Dios que se sojuzgue así ninguna mente. Los que debilitan o destruyen la individualidad de otras personas, emprenden una tarea que sólo puede dar malos resultados. Mientras están sujetos a la autoridad, los niños pueden parecer soldados bien disciplinados. Pero cuando cesa ese dominio exterior, se descubre que el carácter carece de fuerza y firmeza. No habiendo aprendido jamás a gobernarse, el joven no reconoce otra sujeción fuera de la impuesta por sus padres. Desaparecida ésta, no sabe como usar su libertad, y a menudo se entrega a excesos que dan como resultado la ruina. (Elena White – Mente, Carácter y Personalidad –tomo 2- )

 

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD- CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA–parte 1-

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. Dios desea asociar lo humano con lo divino. La exaltación de la naturaleza como un dios, la desenfrenada licencia de la voluntad humana, son instrumentos de Satanás. –parte 1-

INTRUMENTOS QUE CAUTIVAN LA MENTE: Para cautivar la mente, se introducirán formas de corrupción similares a las que existieron entre los antediluvianos. La exaltación de la naturaleza como un dios, la desenfrenada licencia de la voluntad humana, los consejos de los impíos, son instrumentos de Satanás para alcanzar estos fines. Se valdrá del poder de una mente sobre otra para ejecutar sus planes. Lo más triste de todo es que, colocados bajo esa influencia engañosa, los hombres tendrán una apariencia de piedad sin estar en verdadera comunión con Dios. Como Adán y Eva que comieron del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, muchos se alimentan hoy de los frutos del error.

UNA CIENCIA PELIGROSA: Es una ciencia peligrosa cuando una persona puede poner su mente bajo el control de otra. Esta ciencia es diabólica.

LA INFLUENCIA MENTAL EN EL TRATAMIENTO DE LOS ENFERMOS:  En el tratamiento de los enfermos no debe pasarse por alto el efecto de la influencia ejercida por la mente. Aprovechada debidamente, esta influencia resulta ser uno de los agentes más eficaces para combatir la enfermedad. Sin embargo, se afirma que hay una forma de curación mental que es de las más eficaces para el mal. Por medio de esta supuesta ciencia, se sujeta una mente a la influencia directiva de otra, de tal manera que la individualidad de la más débil queda sometida a la más fuerte. Sostiénese que cuando una persona pone en acción la voluntad de otra, el curso de los pensamientos puede modificarse, y pueden transmitirse impulsos saludables que capacitan a los pacientes para resistir y vencer la enfermedad.

Este método de curación ha sido empleado por personas que desconocían su verdadera naturaleza y tendencia, y que lo creían útil para el enfermo. Pero esta ciencia espuria está fundada en principios falsos. Es ajena a la naturaleza y al espíritu de Cristo. No conduce hacia Aquél que es vida y salvación. Quien atrae las mentes hacia si mismo las induce a separarse de la verdadera Fuente de su fuerza. No es propósito de Dios que ser humano alguno someta su mente y su voluntad al gobierno de otro para llegar a ser individualidad en la de otro. Nadie debe sumergir su individualidad en la de otro. Nadie debe considerar a ser humano alguno como fuente de curación. Solo debe depender de Dios. En su dignidad varonil, concedida por Dios debe dejarse dirigir por Dios mismo y no por entidad humana alguna.

Dios quiere poner a los hombres en relación directa consigo mismo. En su trato con los seres humanos reconoce el principio de la responsabilidad personal. Procura fomentar en ellos el sentimiento de dependencia personal y hacerle sentir la necesidad de su dirección. Desea asociar lo humano con lo divino, para que los hombres se transformen a la imagen divina. Satanás procura frustrar este propósito, y se esfuerza en alentar a los hombres a depender de otros hombres. Cuando las mentes se desvían de Dios, el tentador puede someterlas a su gobierno y dominar a la humanidad. (Elena White – Mente, Carácter y Personalidad –tomo 2- )

 

 

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD- CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA–parte 4-

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. Abogar por la ciencia de la cura mental es abrir una puerta por la cual Satanás entrará para posesionarse de la mente y el corazón. –parte 4-

NO HAGAMOS DE LA CARNE NUESTRO BRAZO: Propendemos a buscar simpatía y aliento en nuestro prójimo, en vez de mirar a Jesús. En su misericordia y fidelidad, Dios permite muchas veces que aquellos en quienes ponemos nuestra confianza nos chasqueen, para que aprendamos cuán vano es confiar en el hombre y hacer de la carne nuestro brazo. Confiemos completa, humilde y abnegadamente en Dios.

SATANÁS CONTROLA LA MENTE DEL QUE CONTROLA LA DE OTROS: Abogar por la ciencia de la cura mental es abrir una puerta por la cual Satanás entrará para posesionarse de la mente y el corazón. Satanás controla tanto la mente que se somete para ser controlada por otra, como la mente que ejerce ese control. Quiera Dios ayudarnos a comprender la verdadera ciencia de la edificación en Cristo, nuestro Salvador y Redentor.

SATANÁS NO PUEDE DAÑAR LA MENTE DE QUIENES NO SE ENTREGAN A EL: Los intereses más vitales para nosotros, individualmente, están bajo nuestro propio cuidado. Nadie puede dañarlos sin nuestro consentimiento. Todas las legiones satánicas no pueden hacernos daño, a menos que abramos nuestra alma a las artes y dardos de Satanás. Nunca sobrevendrá nuestra ruina a menos que nosotros consintamos. Si no hay contaminación de nuestra mente, toda la contaminación que nos rodea no puede mancharnos. Satanás no puede disponer de la mente o el intelecto, a menos que se lo entreguemos.

NO ES LA FE DE JESUS: La aceptación de la verdad de origen celestial pone la mente en sujeción a Cristo. Entonces la salud del alma, que proviene de recibir y seguir los principios puros, se revela en palabras y acciones de justicia. La fe que conduce a ésto no es la fe que cree en el control de una mente sobre otra, hasta el punto de que alguien haga la voluntad de otra persona. Los miembros de iglesia de confían en esta ciencia pueden ser considerados sanos en la fe, pero esa fe no es la de Jesucristo. La fe de ellos es una fe en las obras que Satanás está haciendo. Está presentando gigantescos errores, y engaña a muchos mediante los milagros que hace. El hará cada vez más esta obra. Una iglesia sana esta compuesta por miembros sanos, por hombres y mujeres que tienen una experiencia personal en la verdadera piedad. (Elena White-Mente, Carácter y Personalidad –tomo 2- )

 

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. Nuestra mente pertenece al Señor, y nuestros talentos también. Nadie tiene derecho de controlar la mente de otra persona, ni prescribirle cuál es su deber. –parte 3-

LA CONCIENCIA Y LA INDIVIDUALIDAD NO DEBEN SER MANIPULADAS: En asuntos de conciencia, el alma debe ser dejada libre. Ninguno debe dominar otra mente, juzgar por otro, o prescribirle su deber. Dios da a cada alma libertad para pensar y seguir sus propias convicciones. “De manera que cada uno de nosotros dará a Dios razón de si” (Rom.14:12). Ninguno tiene el derecho de fundir su propia individualidad en la de otro. En los asuntos donde hay principios en juego “cada uno esté asegurado en su ánimo” (Rom.14:5). En el reino de Cristo no hay opresión señoril ni imposición de costumbres. Los ángeles del cielo no vienen a la tierra para mandar y exigir homenaje, sino como mensajeros de misericordia, para cooperar con los hombres en la elevación de la humanidad. Las mentes de los hombres no deben ser manipuladas ni enjaezadas, ni dirigidas por manos humanas.

LA INDIVIDUALIDAD DEBE SER EJERCIDA: Dios permite que cada persona ejercite su individualidad. Ninguna mente humana debe sumergirse en otra mente humana. Si nosotros imitáramos el ejemplo de cualquier hombre, estaríamos poniendo nuestra confianza en un ser humano imperfecto, que es incapaz de comunicar una jota o una tilde de perfección a otro ser humano.

UNIDAD SIN DESCONOCER LA IDENTIDAD: Debemos unirnos ahora. Pero recordemos que la unidad cristiana no significa que la identidad de una persona debe quedar ocultada en la de otra, ni que la mente de alguien debe controlar la de otro. Dios no le ha dado a nadie el poder que algunos mediante palabras y actos, pretenden reclamar. El Señor quiere que cada hombre sea libre y siga las indicaciones de su palabra.

LA LEALTAD A DIOS ES CONTRAPOSICION CON LA LEALTAD A LOS HOMBRES: Pertenecemos a Dios en alma, cuerpo y espíritu. Nuestra mente pertenece al Señor, y nuestros talentos también. Nadie tiene derecho de controlar la mente de otra persona, ni prescribirle cuál es su deber. Hay ciertos derechos que le corresponden a todo individuo que sirve al Altísimo. Dios nos ha dado libertad de pensar, y es nuestra oportunidad seguir nuestras impresiones acerca del deber. Somos sólo seres humanos, y un ser humano no tiene jurisdicción sobre la conciencia de otro. Cada uno de nosotros tiene una individualidad y una identidad que no pueden ser sometidas a la de ningún otro ser humano. Como individuos somos obra de Dios.

LOS MINISTROS DEBEN CONDUCIR A SUS FELIGRESES A DIOS: Solo Dios debe ser el guía de la conciencia del hombre. La verdad ha de ser predicada doquiera se abra una puerta de oportunidad. Hay que explicar la Palabra de Dios a los que no conocen la verdad. Esta es la obra de los ministros de Dios. No deben enseñar a los hombres a que los miren a ellos, ni tratar de controlar las conciencias de los demás “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos” (Sant.1:5-8). (Elena White- Mente, Carácter y Personalidad-tomo2-)

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

Hay un Santuario en el Cielo. En él Cristo ministra a nuestro favor… señalará el final del tiempo-CONCEPTO-Serie Imperdible-

Hay un santuario en el cielo, el verdadero tabernáculo que el Señor erigió y no el hombre. En él Cristo ministra a nuestro favor, para poner a disposición de los creyentes los beneficios de su sacrificio expiatorio ofrecido una vez y para siempre en la cruz. Llegó a ser nuestro gran Sumo Sacerdote y comenzó su ministerio intercesor en ocasión de su ascensión. En 1844, al concluir el período profético de los 2300 días, entró en el segundo y último aspecto de su ministerio expiatorio. Esta obra es un juicio investigador que forma parte de la eliminación definitiva del pecado, representada por la purificación del antiguo santuario judío en el día de la expiación.

En el servicio simbólico el santuario se purificaba mediante la sangre de los sacrificios de animales, pero las cosas celestiales se purificaban mediante el perfecto sacrificio de la sangre de Jesús. El juicio investigador pone de manifiesto frente a las inteligencias celestiales quiénes de entre los muertos duermen en Cristo y por lo tanto se los consideran dignos, en El, de participar de la primera resurrección. También aclara quiénes están morando en Cristo entre los que viven, guardando los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, y por lo tanto estarán listos en El para ser trasladados a su reino eterno. Este juicio vindica la justicia de Dios al salvar a los que creen en Jesús. Declara que los que permanecieron leales a Dios recibirán el reino. La conclusión de este ministerio de Cristo señalará el final del tiempo de prueba otorgado a los seres humanos antes de su segunda venida.

DOCTRINA DE LA SALVACION

LA RESURRECCIÓN DE CRISTO. (continuación)   La resurrección de los muertos justos a la inmortalidad está íntimamente relacionada con la resurrección de Cristo, porque es el Cristo resucitado el que finalmente levantará a los muertos (Juan 5:28, 29).

SU IMPORTANCIA.  ¿Que habría pasado si Cristo no hubiese resucitado? Pablo abrevia las consecuencias:

  • 1-No habría razón para predicar el Evangelio: Si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación” (1Cor. 15:14). 
  • 2-No habría perdón por nuestros pecados: “Si Cristo no resucitó….aún estáis en vuestros pecados” (vers. 17). 
  • 3- No tendría ningún propósito creer en Jesús: “Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana” (vers. 17). 
  • 4- No habría una resurrección general de los muertos: “Pero si se predica de  Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? (vers. 12)
  • 5-No habría esperanza  más allá de la tumba: “Si Cristo no resucitó….entonces, también los que durmieron en Cristo perecieron”  (vers. 17, 18).

UNA RESURRECCIÓN CORPORAL.  El Cristo que salió de la tumba era el mismo Jesús que vivió aquí en carne y hueso.  Ahora tiene un cuerpo glorificado, pero todavía es un cuerpo tangible.  Era tan real que algunos ni siquiera notaron la diferencia (Luc.24: 13-27;  Juan 20: 14-18).

HABLANDO A LOS DISCÍPULOS DIJO: Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” (Luc.24:39). Para probar la realidad física de su resurrección, también comió ante ellos (vers. 43).

SU IMPACTO.  La resurrección tuvo un impacto electrizante en los discípulos  de Cristo.  Transformó a ese grupo de hombres débiles y atemorizados en apóstoles valientes dispuestos a hacer cualquier cosa por su Señor  (Fil.3:10, 11;  Hech.4:33).  La misión que cumplieron como resultado de ésto estremeció al Imperio Romano y trastornó al mundo entero (Hech.17:6).

Fue la certeza de la resurrección de Cristo lo que trajo interés y poder en la predicación del Evangelio (véase Fil 3:10, 11).

LAS DOS RESURRECCIONES.  Cristo enseñó que hay dos resurrecciones generales: una “resurrección de vida” para los justos y una “resurrección de condenación” para los injustos (Juan 5: 28, 29; Hech.24:15).Los mil años separan estas resurrecciones (Apoc.20: 4)

Continúa parte 9   

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.